DeChalaca.com

DeChalaca.com
Encuéntranos haciendo click en la imagen

viernes, 12 de diciembre de 2008

CUADRANGULAR FINAL - COPA PERU 2008: Sport Huancayo derrota 2-1 al Cobresol de Moquegua y se consagra campeón de la Copa Perú

Jugadores del Sport Huancayo alzando el trofeo de la Copa Perú. Los huancaínos ganaron por primera vez este tradicional certamen (Foto: Andrés Durand / www.dechalaca.com)

Ate - Viernes 12 de Diciembre (Escrito por L'Angel Nacimento - www.dechalaca.com): La 'Incontrastable' vive un sueño. Sport Huancayo, el "Rojo Matador" que juega de verde, venció 2-1 a Cobresol con golazos de Reyes y Palma y está en Primera División. Luego, con el empate entre CNI y Torino, pudo alzar la Copa Perú como campeón. Por primera vez en la historia, el pueblo huancaíno celebra el título de una Finalísima.
Hasta que por fin salió el primero. Luego del largo recorrido que exige la Copa Perú, por primera vez un conjunto huancaíno puede gritar campeón, y también conseguir después de 35 años un ascenso por méritos propios. Aunque en los instante finales la pasó de terror, por el gol a última hora del Cobresol. Pero Freddy Arellanos pitó y la gloria huanca se hizo sentir en el campo del Monumental. Dos horas después, con el empate entre CNI y Torino, ese éxtasis se transformaría en vuelta olímpica.

Con las ganas de siempre
Sport Huancayo aparecía en la cancha con la misma tranquilidad de siempre. El plantel, a diferencia del partido anterior, solo hizo un cambio: entró Édgar Palma por Omar Ramírez, y ello en el transcurso del partido iba a resultar gravitante. En los primeros minutos se vio claramente que la táctica de José Ramírez: consistía en meter presión a los jugadores del Cobresol desde un inicio, específicamente a la manija del equipo, que era Crovetto. El planteamiento le sirvió de maravilla a pesar de que la pelota estaba en los pies del conjunto del Cobresol. Por otro lado, el conjunto moqueguano salía a la cancha con su clásico 3-4-1-2, que le ayudó a tener la posesión del balón por un tiempo, aunque lo perdía por imprecisiones.


El primer golpe
Cobresol lucía cansado por trasladar la pelota tanto; y tanto que terminó por regalarla. Se ofuscó al ser presionado por el muy buen despliegue que hacían los volantes de marca del Sport Huancayo, León y Mendoza. Estos dos se comieron la cancha y no dejaron pasar a ningún rival. También vale una mención extra para los laterales Vásquez y Barrios, que tuvieron una trayectoria perfecta con el balón y sin él. La recompensa llegaría sobre el final de la primera parte: un tiro de esquina sin complicación sería tomado por Alemán, quien con un tiro suave habilitaría a Reyes, que solo atinó a meter la cabeza para abrir el marcador y empezar a soñar.


Unas palmas para Palma
Otro delantero que tuvo una labor importante dentro del partido fue Édgar Palma. El moreno, surgido en las canteras de Alianza Lima -llegó a debutar en Primera con el cuadro íntimo en 2000- complicaba más de la cuenta a la zaga conformada. Pivoteaba para Reyes o para el creador Lozano. De sus pies nacería el segundo gol del encuentro: se encontró una pelota en el área para definir con toda una tranquilidad y con el plus adicional del error del arquero Espinoza. La pelota salió suavecita de los pies del moreno atacante, pero el amateur arquero cometió el blooper de su vida al dejar pasar la pelota. La victoria parecía sellada para los huancaínos, y Palma, en lo personal, se cobraba la revancha del año pasado, cuando con camiseta de Sport Águila fue uno de los más fustigados tras la derrota en la final ante Juan Aurich.


Se le apagó el ‘Puchito’
Luego de unos primeros buenos 25 minutos, el partido decayó para los dirigidos por ‘Puchito’ Flores. Él confiaba en la altura de Silva, pero este estaba peleado con la pelota. El indicado para trasladar la pelota, está dicho, era el diminuto José Crovetto, quien tuvo clase en habilitar a Rojas pero acusó la falta de contundencia de este y sus demás compañeros arriba.


Éxtasis huancaíno
Tras el gol de Palma, Ramírez Cuba dispuso un cerrojo y comenzó a cuidar el resultado. En ofensiva tan solo apelaba a lo que podían hacer Palma y Reyes. El gol del recién ingresado Vinces ponía la emoción al partido, pero restaban solo dos minutos. Para el conjunto huancaíno todo era realidad y para el de Moquegua, utopía. Silbatazo de Arellanos y las cosas no daban para más: emoción y algarabía era la que se vivía en los jugadores del Sport Huancayo y con ellos un ascenso histórico para una ciudad que dos horas después reventó de alegría con un título probablemente inesperado.


Para ver la crónica completa, ficha del partido y galería de imágenes, hacer click en el siguiente link de la web Dechalaca.com: http://dechalaca.com/content/view/3323/87/